¿Qué es una Araña web?

La Araña web es tan solo uno de los diferentes nombres que se le dan a los rastreadores web. También conocidos como indexadores o indizadores, se trata de programas informáticos que se encargan de inspeccionar todo el entramado de la red de redes de forma totalmente automática. Su funcionamiento es más sencillo de lo que parece. Estas arañas informáticas empiezan por entrar en una lista concreta de direcciones web para, una vez dentro, detectar todos los hiperenlaces que contienen y, así, añadirlos a esa lista a la que acceden constantemente siguiendo un patrón determinado y ajustándose a unas reglas específicas. El más habitual es un simple método secuencial por el que la araña entra, detecta nuevos enlaces y los registra para su posterior visita. Tras ello, accede también a estos nuevos y observa si llegan más para, poco a poco, engrosar el registro al que entrar. Trabajan, consecuentemente, ayudando a los buscadores a detectar portales a posicionar, como también sirven para conocer otros aspectos como enlaces rotos o incluso llevar a cabo tareas mucho más sencillas de las que hablaremos en uno de los siguientes apartados.

La araña web es, prácticamente, la responsable de que cada poco veamos las nuevas páginas que van apareciendo en internet. Sin ella, el mecanismo de detección tal y como lo conocemos sería algo totalmente inexistente y, probablemente, las cosas serían mucho más complicadas en la red de redes.