Cómo llevar a cabo un rediseño web con éxito: una guía paso a paso

1. Introducción

El rediseño de una página web es un proceso importante a la hora de mantener una presencia actualizada y atractiva. Una página web bien diseñada puede mejorar la experiencia del usuario, aumentar la confianza en la marca y, en última instancia, generar más conversiones. En este post te vamos a contar el proceso que seguimos en Callibree a la hora de afrontar este tipo de proyectos y los puntos más importantes a tener en cuenta.

Importancia del rediseño web

En un mundo en el que la mayoría de los usuarios comienzan sus búsquedas desde móvil, tener una página web atractiva y fácil de usar es fundamental para el éxito de una empresa. Además, un diseño obsoleto o poco atractivo puede ser perjudicial para la imagen de la marca y alejar a los visitantes potenciales. Por esta razón, es importante realizar un rediseño cada cierto tiempo, para asegurarse de que la página web esté actualizada y ofrezca una buena experiencia para el usuario.

Objetivo de este artículo

El objetivo de este artículo es proporcionar una guía paso a paso para llevar a cabo a la hora de rediseñar una página web, el proceso que seguimos nosotros. Desde la preparación hasta la implementación y monitorización, se cubrirán todos los aspectos clave para asegurar el éxito y cumplir con tus objetivos de negocio.

2. Preparación para el rediseño

Antes de comenzar cualquier rediseño, es importante prepararse correctamente. Hay que analizar la página actual, definir objetivos y metas claras, y realizar una investigación de la competencia y las tendencias en diseño web. Debemos plantear un rediseño que cubra todas las necesidades de nuestros usuarios de forma clara y práctica.

Análisis de la página actual

El primer paso en la preparación es analizar la página web actual. Esto incluye revisar la estructura, el contenido, la usabilidad y la optimización para motores de búsqueda. Este análisis ayudará a identificar las fortalezas y debilidades de la página actual y a tomar las decisiones sobre qué cambios deben hacerse en el rediseño.

Definición de objetivos y metas

Cuando se toma la decisión de rediseñar una página web, hay una motivación que la origina. Puede ser motivada por antigüedad, por usabilidad o por no cumplir con los objetivos de la empresa. Después de analizar la página actual, es necesario definir objetivos y metas claras para el rediseño. Esto puede incluir mejorar la experiencia de usuario, aumentar las conversiones, mejorar la optimización para motores de búsqueda (SEO), o cualquier otro objetivo específico que tengas en mente. Establecer estos objetivos y metas ayudará a mantener el foco durante todo el proceso de rediseño a los implicados en las diferentes fases del proyecto.

Investigación de la competencia y tendencias en diseño web

Antes de comenzar a diseñar la nueva página, es importante investigar la competencia y las tendencias en diseño web. Esto te permitirá ver lo que está funcionando para otros en tu industria y cómo puedes diferenciarte. Además, estar al tanto de las tendencias en diseño te ayudará a mantener la página web actualizada y atractiva para los usuarios.

3. Diseño y desarrollo de la nueva web

Una vez que se haya completado la preparación, es hora de comenzar a diseñar y desarrollar la nueva página web. Esto incluye la selección de una plataforma de desarrollo, la creación de wireframes y la elección de colores, tipografías y imágenes.

Selección del CMS o Software

Hay muchas plataformas de desarrollo de páginas web disponibles, desde opciones gratuitas hasta opciones de pago. La elección de la plataforma adecuada es un punto crítico y su elección depende de los objetivos, presupuesto y requisitos técnicos. Cuando el presupuesto es limitado el diseño web con WordPress es una de las opciones más extendidas y de bajo coste, también puede ser interesante considerar opciones más fáciles de usar, com Wix o Squarespace, aunque estas dos últimas son de pago.

Diseñar con wireframes y arquitectura web

Los wireframes son esquemas básicos de la página que muestran la estructura y el contenido de la página web. Son útiles para visualizar como se verá la página antes de comenzar a trabajar en el diseño detallado. Además, los wireframes ayudan a asegurarse de que todas las funcionalidades necesarias estén incluidas en la página y se organizan de la formas más adecuada.

Estilo de la web: colores, tipografías e imágenes

El rediseño de una página web puede conllevar cambios en el diseño del branding, cambios de logo, estilo o afianzar la imagen de marca actual, redefiniendo los estilos previamiente existentes. Los colores, las tipografías y las imágenes son elementos clave en el diseño de la página web. Deben ser elegidos con cuidado para asegurarse de que se complementen y refuercen la identidad de marca. Además, deben ser fáciles de leer y atractivos para los usuarios. Es importante considerar la accesibilidad y la optimización para motores de búsqueda al elegir estos elementos.

4. Implementación del rediseño

Después de que todos los detalles del proyecto se han definido, es el momento de empezar a implementar el rediseño de la página web. Hay varios factores a tener en cuenta durante la implementación.

Desarrollo y programación

El equipo de desarrollo y programación trabajará en la construcción de la nueva página web según los especificaciones definidas. Esto incluye la implementación de cualquier funcionalidad adicional, la integración con otras herramientas, como CRM o herramientas de email marketing y la optimización de la velocidad y la seguridad.

Pruebas y validación

Antes de lanzar la nueva página web, es importante realizar pruebas exhaustivas para asegurarse de que todo funcione de manera eficiente y que la experiencia de usuario sea satisfactoria.

Lanzamiento y monitorización

Una vez que la nueva página web haya sido probada y validada, es hora de lanzarla al público. Es importante continuar monitorizando la página web y hacer mejoras constantemente para garantizar una experiencia de usuario siempre optimizada. Para ello debemos utilizar herramientas de medición, como Google Analytics o Google Search Console, que nos ayudarán a detectar errores y otras mejoras para la experiencia de usuario.

5. Implementación SEO en el rediseño de una página web

Durante el proceso de rediseño, es importante tener en cuenta la optimización para motores de búsqueda (SEO). La optimización SEO ayuda a mejorar la visibilidad de la página web en los resultados de búsqueda de los motores, lo que a su vez aumenta la cantidad de tráfico y la visibilidad en línea.

Algunos factores SEO a considerar son:

  • Investigación de palabras clave y contenido optimizado para las palabras clave
  • Creación de URLs amigables para motores de búsqueda
  • Implementación de etiquetas meta y títulos descriptivos
  • Mejora de la velocidad de la página y la experiencia de usuario
  • Creación de contenido de calidad y backlinks de alta calidad

Es importante trabajar con un equipo experto en SEO durante el proceso de rediseño para garantizar que la nueva página web sea optimizada para los motores de búsqueda y alcance su máximo potencial en línea.

Estrategia de redirecciones

Las redirecciones son un punto crítico de cualquier proyecto de rediseño web, ya que permiten a los usuarios y a los motores de búsqueda encontrar la información correcta a pesar de los cambios en la estructura de la página web.

Hay varias estrategias de redirecciones que se deben considerar durante el proceso de rediseño, incluyendo:

  • Redirecciones 301: Estas redirecciones permanentes se usan para redirigir una página antigua a una nueva página con un nuevo URL. Las redirecciones 301 preservan el valor de autoridad de los enlaces y el historial de búsqueda de los motores de búsqueda.
  • Redirecciones 302: Estas redirecciones temporales se usan para redirigir una página a una nueva página temporalmente. Las redirecciones 302 no preservan el valor de autoridad de los enlaces ni el historial de búsqueda de los motores de búsqueda.
  • Redirecciones de dominio: Las redirecciones de dominio se usan para redirigir un dominio antiguo a un nuevo dominio. Esto es especialmente útil durante un cambio de marca o un cambio de nombre de dominio.
  • Redirecciones de contenido: Las redirecciones de contenido se usan para redirigir a los usuarios a una nueva página de contenido relevante cuando la página antigua ya no está disponible.

Es vital implementar las redirecciones de manera cuidadosa y estratégica para evitar errores y problemas con los motores de búsqueda y los usuarios. Una mala implementación de las redirecciones puede resultar en pérdida de tráfico y de autoridad de los enlaces, así como en problemas de usuario. Por lo tanto trabajar con un equipo de desarrollo y SEO experto y con experiencia garantizará una implementación correcta y eficiente de las redirecciones.

6. Seguimiento y mejora continua

El trabajo no termina con el lanzamiento de la nueva página web. Es importante seguir monitorizando y mejorando la página para asegurarse de que siga siendo efectiva y relevante. Esto incluye:

Análisis de datos

El seguimiento de los datos es fundamental para entender cómo está funcionando la página web. Esto incluye el seguimiento del tráfico, la tasa de conversión y la satisfacción del usuario. Con herramientas de analítica como Google Analytics podemos hacer este seguimiento.

Optimización continua

Es importante optimizar la página web continuamente para mejorar su rendimiento y mantener su relevancia. Esto incluye la optimización SEO, la mejora de la usabilidad y la incorporación de nuevas características y funciones.

Actualizaciones regulares

Es importante mantener la página web actualizada con contenido fresco y relevante para mantener a los visitantes interesados y atraer nuevos visitantes.

Retroalimentación del usuario

La retroalimentación de los usuarios es clave para mejorar la página web. Es importante recopilar y analizar la retroalimentación para identificar áreas de mejora y tomar medidas para mejorar la experiencia del usuario.

Por lo tanto el seguimiento y la mejora continua son fundamentales para asegurarse de que la página web siga siendo efectiva y relevante. Es importante monitorear los datos, optimizar continuamente la página y mantenerla actualizada con contenido fresco y relevante, y recopilar y analizar la retroalimentación del usuario.