¿Qué es CMYK?

El CMYK (siglas de Cyan, Magenta, Yellow y Key) es un modelo de color sustractivo muy importante en el terreno de la impresión. Se trata de una evolución de otro modelo más antiguo y tradicional, el RYB, que se ha convertido en el nuevo estándar dentro del campo de la maquetación y el diseño. Su nombre proviene de los cuatro colores principales a partir de los que se construyen todos los demás. Su base está constituida por el Cian, el magenta, el amarillo y el negro. Se considera, además, un modelo sustractivo porque la mezcla de los tres primeros sobre un fondo blanco (cian, amarillo y magenta) da como resultado el cuatro de los principales, el negro. Este concepto procede del fenómeno de absorción de la luz de los colores, y es que, tal y como se explica en la física, es la luz que refleja una superficie la que muestra el color de esta, siendo el resto del espectro de color absorbido por ella. El CMYK es un concepto que podemos encontrar en imprentas e incluso a la hora de comprar un cartucho de tinta para una impresora, al retocar una fotografía o incluso al diseñar una imagen con dibujo vectorial. Dado que se trata de un sistema de clasificación de colores, de los más usados en la actualidad, su conocimiento es esencial para diseñadores, así como su correcto uso a la hora de determinar los colores a emplear en cualquier diseño.